El déficit hídrico crecerá en todas las cuencas andaluzas, salvo en la del Mediterráneo, según un informe elaborado por Feragua, con la colaboración de San Telmo Business School y Magtel

Volver

El déficit hídrico crecerá en todas las cuencas andaluzas, salvo en la del Mediterráneo, según un informe elaborado por Feragua, con la colaboración de San Telmo Business School y Magtel

El déficit hídrico crecerá en todas las cuencas andaluzas, salvo en la del Mediterráneo, según un informe elaborado por Feragua, con la colaboración de San Telmo Business School y Magtel

Por parte de la compañía ha participado el director de Hidráulica y Medioambiente, Arturo Buenaventura

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua), con la colaboración de San Telmo Business School y Magtel, ha elaborado un informe para determinar la situación a la que se enfrenta el sector agroalimentario andaluz debido a la falta de agua que sufre la región y, en consecuencia, la necesidad de inversiones que corrijan esta adversa proyección hidrológica de futuro.

En concreto, el documento presentado por el responsable técnico de Feragua, Francisco Carrasco, durante la ‘Jornada sobre el agua y la agricultura en Andalucía’, advierte que el déficit hídrico crecerá en todas las cuencas andaluzas, salvo en la del mediterráneo, si no se toman medidas añadidas a las contempladas en la actual planificación hidrológica.

Por parte de Magtel ha participado el director de Hidráulica y Medioambiente, Arturo Buenaventura.

En este sentido afirman que, hasta 2039, la insuficiencia de recursos en las cuencas del Guadalquivir, Guadalete-Barbate y Tinto-Odiel-Piedras se agravará en un 65%, pasando el desajuste entre la oferta y la demanda de 226 a 382 hm cúbicos, como consecuencia de la incidencia del cambio climático y el incremento de la demanda ambiental.

Según datos oficiales extraídos de la propia planificación hidrológica de las cuencas de la Comunidad, solo la Cuenca Mediterránea Andaluza logrará revertir su déficit actual de 183 hm cúbicos gracias a las inversiones previstas en infraestructuras de desalación y regeneración, que permitirán la entrada de 200 hm cúbicos con los que se compensará el descenso previsto de recursos superficiales y subterráneos.

Esta situación preocupa y mucho al sector agroalimentario, muy dependiente del regadío. El sector agroalimentario de Andalucía es el más grande de España (casi 19.440 millones de euros) y aporta el 13% del VAB regional y un aporte del 19,5% del VAB agroalimentario nacional. Además, representa el 21% del empleo del sector en todo el país y un 16% de la ocupación total de Andalucía, generando un total de 489.848 empleos.

Por todo ello, el estudio apuesta por avanzar en un mix hídrico, con recursos de diferentes orígenes (superficiales, subterráneos, trasvasados y de la regeneración y desalación) suficientes y óptimamente integrados para atender las demandas, pero siempre teniendo en cuenta que los recursos complementarios tienen mayor potencial de aplicación en el litoral.

Asimismo, hay que considerar que las soluciones para las cuencas de interior pasan por infraestructuras como presas y balsas de riego, que aumenten la capacidad de regulación, trasvases e interconexiones de recursos excedentarios que aumenten la disponibilidad de cuencas deficitarias, y obras de modernización de regadío, que ahorren recursos superficiales y permitan mejorar la gestión de los recursos hídricos disponibles especialmente en tiempos de sequía.

El informe apuesta también por la renovación de infraestructuras del ciclo urbano del agua, que permita reducir pérdidas y fugas, y por fomentar la digitalización en todo el sector del agua con el fin de tener un control más detallado de las extracciones y conseguir cada vez más un uso eficiente y sostenible del recurso hídrico.

En su intervención, el responsable técnico de Feragua ha afirmado que “la agricultura del regadío debe de ir de la mano de la tecnología y por ello, la I+D+i y la biotecnología son dos herramientas que permiten la búsqueda de soluciones tecnológicas, cultivos y técnicas agrícolas cada vez más eficiente en el uso del agua”. De esta manera se aumentará la productividad y se fortalecerá el sector agroalimentario ante posibles escenarios adversos.

Carrasco ha concluido señalando la importancia de crear una cultura social de mayor aprecio y valoración de la actividad agrícola (de la que depende la garantía y soberanía alimentaria) y de propiciar el relevo generacional que garantice la continuidad y el dinamismo tecnológico y empresarial del sector agroalimentario en Andalucía.

Magtel organiza un workshop sobre sistemas de monitorización y control en el tratamiento de aguas
Actualidad

Magtel organiza un workshop sobre sistemas de monitorización y control en el tratamiento de aguas


Otro de los objetivos es la investigación de nuevos sensores para determinar la calidad La División de IDi de Magtel Operaciones trabaja en el proyecto Life Green Sewer El lunes 29 de enero se celebró el tercer workshop a través del proyecto Life Green Sewer. El...
Asfaco organiza unas jornadas sobre la responsabilidad de las empresas en el ámbito de la sostenibilidad
Actualidad

Asfaco organiza unas jornadas sobre la responsabilidad de las empresas en el ámbito de la sostenibilidad


La responsable de Sistemas de Gestión de Magtel destaca la evolución del compromiso de la compañía en este contexto La certificación; los avances en igualdad; el impulso a su área de Compliance y la acción social, claves en el proceso La Asociación de Empresas...