“El reto de la gestión de los recursos hídricos”

Volver

“El reto de la gestión de los recursos hídricos”

“El reto de la gestión de los recursos hídricos”

Arturo Buenaventura Pouyfaucon

Director de Hidráulica y Medioambiente

Desde hace más de tres décadas los científicos vienen advirtiendo que nos encontramos en un proceso de cambio climático y de sus consecuencias nefastas para los ecosistemas, la biodiversidad y los seres que poblamos la Tierra. Al principio se debatía sobre si el origen era antropogénico, motivado por la acción del hombre, o consecuencia de los ciclos propios y naturales del planeta. El hecho es que es una realidad, de ahí lo fundamental de que se tomen decisiones y acciones que nos permitan adaptarnos y mitigar en la medida de lo posible sus efectos.

Estamos siendo testigos del calentamiento global del planeta, la modificación de regímenes de lluvias con aumento de los periodos de sequía y episodios de lluvias torrenciales, el deshielo de glaciares y de los polos, procesos de desertización, etc. Y España no es una excepción, todo lo contrario. Sin ir más lejos, este año estamos padeciendo una de las mayores sequías, con los embalses bajo mínimos históricos, una ola de calor que ha durado meses y que nos ha llevado a sufrir también incendios devastadores.

La emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero es claramente una de las razones principales del calentamiento global y por tanto del cambio climático. Se han fijado límites para estas emisiones y, lo más importante, se ha iniciado la senda hacia un nuevo modelo energético basado en energías renovables en detrimento de los combustibles fósiles.

Pero también nos enfrentamos a un reto sin precedentes en lo relativo a la gestión de los recursos hídricos. Es cierto que en España somos conscientes de la escasez de agua ya que hemos sufrido muchas sequías y precisamente somos de los países que más embalses tenemos para regular el caudal de nuestros ríos, evitando inundaciones al tiempo que poder almacenar estos recursos naturales de agua. También disponemos de masas de agua subterránea bien identificadas, delimitadas y sobre las que se hace un seguimiento riguroso. Pero lo cierto es que nuestros embalses cada vez están más secos y nuestros acuíferos cada vez más sobrexplotados al tiempo que sus aguas en peor estado.

Actualmente estamos en proceso de revisión de los Planes Hidrológicos de las diferentes cuencas en las que se organiza la gestión de recursos hídricos en España, por lo que es una oportunidad excelente para mejorar esta gestión en lo posible fijando objetivos ambiciosos, definiendo las infraestructuras y facilitando los recursos económicos y financieros necesarios. Es más, la oportunidad es todavía si cabe más singular ya que los Fondos de Recuperación con motivo de la pandemia covid-19 aún están por asignar.

Un aspecto fundamental es la optimización de la utilización de los recursos escasos de agua, cuestión en la que se ha avanzado mucho en España minimizando las pérdidas en las redes de distribución en alta y baja, mejorando los sistemas de riego y haciendo un uso más racional de los recursos. Queda mucho por hacer y un tema clave es la transformación digital del sector agrícola que permitirá una mayor eficiencia y competitividad. Se habla ya de un PERTE (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) de “digitalización del ciclo del agua” donde se pretende este objetivo, mediante la colaboración público-privada a través de distintas administraciones públicas empresas, empresas y centros de investigación.

Pero debemos ir más allá, además de la gestión eficiente de los recursos naturales escasos, debemos trabajar para el aprovechamiento de todos los recursos posibles. Así es fundamental la regeneración de las aguas residuales para su reutilización. La tecnología de tratamiento de agua permite obtener un recurso de calidad a partir de aguas residuales con el objetivo de su reutilización en agricultura, en la industria, riego de campos de golf y otros usos urbanos como el riego de parques y jardines y el baldeo de calles. Esto ya se está haciendo en gran medida en muchas ciudades, pero hay que seguir avanzando en esta línea ya que supone un aprovechamiento de estos recursos preservando los naturales, aunque en primera instancia suponga que las aguas depuradas no vuelvan a los cauces de los ríos al darles esa reutilización, lo que debe ser tenido lógicamente en cuenta en los Planes Hidrológicos.

España cuenta además con un litoral muy amplio lo que hace que la desalación de agua de mar para la generación de recursos hídricos alternativos es una gran oportunidad que no debemos desaprovechar. Ante unos recursos naturales cada vez más escasos, el agua desalada debe venir para reemplazar progresivamente a aquellos, garantizando en todo momento la disponibilidad de agua. La desalación de agua de mar mediante la tecnología de osmosis inversa se ha desarrollado mucho y España es pionera en ello. Desde Magtel estamos impulsando la desalación de agua de mar a partir de energías renovables como medida clave de adaptación al cambio climático en España.

Como decíamos, estamos en un momento singular en el que, al tiempo que se están revisando los Planes Hidrológicos, disponemos de los Fondos de Recuperación, por lo que es fundamental que una parte de éstos se destinen también a infraestructuras de regeneración de aguas residuales y de desalación de agua de mar, contribuyendo de esta manera a la transformación de la economía española.

Magtel aspira a ser puntera en infraestructuras
Opinión

Magtel aspira a ser puntera en infraestructuras


Magtel viene pisando fuerte y encara los próximos años con la ambición de ser un referente y dejar huella en el sector de las infraestructuras. El grupo cordobés, que lleva la innovación y la diversificación por bandera, ya es una compañía puntera a nivel nacional en...
El futuro del sistema eléctrico
Opinión

El futuro del sistema eléctrico


La electricidad llegó a las ciudades en la segunda mitad del siglo XIX para iluminar las mismas de forma más limpia que la luz de gas y conllevando la aparición de la calefacción eléctrica como nueva fuente calorífica. Sin embargo, aunque del lado del consumo hubo una...